Maratón Donosti 2014

Finalizada la temporada de triatlón a primeros de octubre, decido tomarme un par de semanas de “descanso” del plan de entrenamientos, que sirve para entrenar más tiempo aún si cabe, pero sin ninguna obligación ni plan. Cada día lo que me apetecía, y eso siempre suele suponer exceso de todo jajajaja. Además me meto a hacer trabajo de fuerza como un animal en el gimnasio todos los días combinando pesas con crossfit. Total que 6 semanas antes de la maratón de donosti decido apuntarme e ir a por mi segunda maratón. Entrenaré duro y en función de como me vea tomaré la decisión de salir bien a por el sub 3 horas o bien de paseo. No habrá término medio.

Comienzo pues a trabajar con Cabellos en la preparación específica de la maratón. Decidimos aparcar la bicicleta salvo un día a la semana para soltar un poco, rebajar un poco los kilómetros nadando aunque sin olvidarlo porque además me encanta, y empezar a meter tiradas largas a pata. Yo además un poco en secreto sigo dándome palizas de fuerza en el gimnasio jajajaja. Total que van pasando las semanas y los entrenos cada vez salen mejor. Me encuentro posiblemente en el mejor momento del año corriendo. A la tercera semana pillo un punto de forma brutal. Lo jodido es que aún faltaban tres más para la maratón jajajaja. Hago unos entrenos con Diego Cuadrado y Santi Machín muy buenos. El pulso en carrera se pone a niveles muy buenos para mi rodando sub 4 por debajo de 160 pulsaciones y teniendo días en reposo de 31 :D. Si hubiese competido en ese momento partía el crono estoy seguro. Pero después de cada subidón viene su bajón, y desde ese momento fui cada día bajando un poco la forma, y además los dolores que me habían respetado hasta entonces empezaron a aparecer. La rodilla derecha dijo basta el 14 de noviembre, y empezó un dolor muy molesto en el cuadriceps izquierdo. Consecuencias de machacar mucho la carrera a pie. Pero ya estaba todo el trabajo hecho, y solo restaban dos semanas para la maratón. La semana siguiente aún había dos momento duros, el test de Gavela el martes con los 2x6000r90” que saque decentemente (a 4:03 el primero y a 3:42 el segundo) y un 10×500 en fartlek el jueves donde ya me dolía todo otra vez. En resumen unas 6 semanas con casi 300km a una intensidad muy elevada y con 6 o 7 sesiones de más de 20kms. Llegué a pensar en tratar de ir cerca de 4 el km en la maratón, pero en cuanto vi que el pico de forma se marchaba, decidí ser más realista y conformarme con salir a bajar de 3 horas con algo de margen, de modo que si todo iba bien podría hacer sobre 2:56 y si la cosa se ponía fea tendría un poco de aire para bajar de 3 horas.

Y llegamos a la semana del maratón donde esta vez si que toca descansar y recuperarse de los dolores. Ni viernes ni sábado hago nada de ejercicio, y me planto en la salida el domingo con muchas ganas de correr. Las previsiones son bastante malas de lluvia y viento, pero a las 8 de la mañana ya no llueve y el viento es bastante leve. Eso si, hay unos 15º y bastante humedad. Decido salir de corto y marcarme un ritmo entre 4:05 y 4:10 hasta que pueda, a ser posible 30kms, y guiarme un poco por las sensaciones que tuviese. Había decidido hacer la maratón en voladoras… olé mis cojones jajajaja. Eso si, unas adios boost que amortiguan bastante más que cualquier otra voladora. La verdad es que estaba un poco acojonado de no cagarla con la decisión pero esos detalles chorras a mi me dan mucha motivación jajajaja.

orig-SSSH2691Total que puntualmente se da la salida. Los primeros 5kms voy cómodo, algo alto de pulso, pero las sensaciones no son muy malas, aunque sinceramente ya veo que no va a ser el super día. 20:41 para esos 5 kilómetros, a 4:09 y un pulso de 166. Dentro de mis valores esperables. Los siguientes 5 voy algo más cómodo y paso por el kilómetro 10 en 41’28” a 4:08 el kilómetro. La rodilla ya me ha dado unos avisos pero el cuadriceps izquierdo en su inserción en la cadera está perfecto. Voy desde el kilómetro 2 a rueda de un triatleta sin separarme un metro. Las únicas palabras que intercambiamos son que hace la maratón y que no quiere hablar, pues va muy concentrado. Así que le digo que perfecto y que voy con el. Voy bebiendo en todos los puntos de avituallamiento que son numerosos. Un par de sorbitos y punto. En el kilómetro 11 tomo el primer gel de los 4 que tenía planificado y continuamos. El siguiente punto mental es llegar a la media maratón, donde ya empezaremos a restar.

<img class="alignright wp-image-752 size-medium" src="http://www.deporteyfruta.com/wp-content/uploads/2014/12/orig-SSSK0786-e1417519979798-199×300.jpeg" alt="orig-SSSK0786" width="199" height="300" srcset="http://www.deporteyfruta.com/wp-content/uploads/2014/12/orig-SSSK0786-e1417519979798-199×300.jpeg 199w, http://www generic viagra for sale.deporteyfruta.com/wp-content/uploads/2014/12/orig-SSSK0786-e1417519979798-680×1024.jpeg 680w, http://www.deporteyfruta.com/wp-content/uploads/2014/12/orig-SSSK0786-e1417519979798.jpeg 1424w” sizes=”(max-width: 199px) 100vw, 199px” />Van pasando los kilómetros y voy perfecto de caja, sin ninguna sensación de fatiga. Muscularmente no está la cosa tan divertida y la rodilla sigue dando sustos de cuando en cuando con amagos de trabarse. Llegamos al estadio y paso por la media maratón sobre 1:27 alto. Venga Pablo, vas bien. Sigo a pies del triatleta y me tomo el segundo gel. Hasta el 26 voy más o menos bien, pero en el 27 por la zona de los putos túneles tengo un gran bajón mental y físico. La rodilla me pega un aviso muy serio, que casi me hace parar, y de repente los gemelos de ambas piernas dan el primer amago de calambre… La jodimos… quedan 15 kilómetros!!! Saliendo de los túneles se me va unos metros mi compañero de fatigas, y replanteo mi estrategia. Está claro que no voy a poder mantener el mismo ritmo porque las piernas no me lo van a permitir.

orig-SSSK0788Los siguientes 4 kilómetros son un puto calvario. Quiero correr más pero se que como me pegue un calambre fuerte mando a tomar por culo la carrera. Empiezo a sufrir. Los cuadriceps empiezan a ponerse como piedras. Jajajaja, hay que hacer una maratón para tener esa sensación única :D. Curiosamente la misma que en la anterior. Da igual que vaya casi 40 segundos más rápido por kilómetro, es la misma que la primera vez :). En el 30 tomo el tercer gel. Las piernas me duelen mucho. Hay que sufrir. Pierdo de vista ya a mi triatleta guía, y por primera vez en la carrera me empiezan a adelantar. Es duro que te adelanten. No es más que la confirmación que estas sufriendo. Es cierto que también voy yo pillando a algunos, pero pesan más los que te adelantan que los que pasas tu. Del 30 al 35 es mi peor momento sin ninguna duda. Los tiempos por kilómetro suben hasta 4:22 en ese parcial. Estoy deseando que llegue el 36 para tomarme el último gel y afrontar el bloque final. Es una chorrada pero psicologicamente son detalles que ayudan una barbaridad. Para colmo sobre el 36 me adelanta el globo de 3 horas!!! Eso si, lleva una puta persona detrás jajajajaja. Me dice venga colega, que lo tienes ahí, tenemos que ir a 4:05-4:10 y está hecho. Jajajajaja, a esas alturas con las patas así me suena a cuento chino. Trato de no perder la referencia visual y aprieto, pero los gemelos dicen que si aprieto más ellos se ponen en huelga. 4 kilómetros solo! Mi reloj me marca un ritmo medio de 4:13 en 38kms así que por mi garmin se que voy a bajar de las 3 horas pero cada vez el desfase entre mi garmin y los parciales del circuito es más grande. Desesperado por no poder correr más rápido por los calambres, trato de no tirar a la basura la carrera en los 4 kilómetros que me quedan. Además no paro de cruzarme con peña parando a estirar bloqueados enteros. Piensas joder, tienes ahí el objetivo de las 3 horas, llevas más de dos horas y cuarenta sufriendo como un perro y se te va a joder en las puertas…

La gente no para de animar. No paro de oir “Venga chaval que tienes el sub 3 ahí” lo cual ayuda pero en mis circunstancias es una mierda porque quiero ir más rápido pero como digo las piernas me devuelven a la realidad. Es como si una corriente eléctrica te recorra las patas y en el momento en el que te pasas un poco calambrazo! Notas como se contraen solos los músculos. Vas al límite del derrumbe muscular.

Total que ya ni siquiera veo a la bici de las 3 horas pero se que estoy aún en tiempo. Me digo vale, aproximadamente mi reloj marca 500 metros de más. Voy a asegurar que cuando el reloj marque el paso por el kilómetro 42 siga corriendo y desde ahí ya me lanzo hasta la meta. Que petan las patas y tengo que parar pues me arrastro hasta la meta. Total que pita el km 42 en mi reloj y empiezo a acelerar. Recuerdo mi primera maratón como estos kilómetros finales fueron pura emoción. Casi lloro. Pues esta vez sufro como un puto enano. No hay color, mucho más divertido la primera jajajaja. Tengo que ir a tope. El último kilómetro y medio lo hago sobre 3:50 el km. No hace más que confirmarme que había más motor que chasis ese día.

 orig-SSSF4243 orig-SSSF4244orig-SSSA3978

Entro en el estadio y queda media vuelta. 200 metros que hago por la calle 2 adelantando a algunos competidores. Voy desbocado. No se ni como corro porque llevo palos en lugar de piernas. Veo el arco de meta y marca 3 horas 25 segundos o así. Se que he perdido en la salida entre medio minuto y 45 segundos. Me cago en la puta que voy al límite. Cierro los ojos y mando órdenes alternativas a las piernas. Primero una, luego otra. Vamos que corro. Paso el arco de meta y de la emoción en lugar de parar el garmin doy al lap y me aparece por un momento el parcial 3:00:00! Joder joder joder, que la he liado. Me estoy descojonando porque se que voy a estar bien un par de segundos por arriba o por abajo de las 3 horas. Soy pesimista. Estoy seguro que he hecho 3:00:00 o 3:00:01. Solo quiero ver el tiempo oficial. Con mi garmin veo que descontanto los 37 segundos desde que le di hasta que lo paro estoy en 3 horas clavadas.

rt20x30-SSSD4767

Voy hasta el final del guardarropa donde están grabando con laser las medallas con tu tiempo real. Están teniendo problemas con la recepción de los tiempos así que empiezo a hablar con la gente de alli. Les comento que estoy en cuestión de segundos por el sub 3. Nervios, muchos nervios. Me toca, meten la medalla a la máquina y se pone a grabar… no quiero ni mirar… Me dan la medalla y me preguntan, venga mira joder, dinos! Veo un 2 al principio y ya me sale una sonrisa. 2:59:58! La gloria por dos segundos! Me aplauden y me descojono. Vaya final apoteósico. Se que valgo menos que eso, pero una maratón es una carrera única en la que es muy sencillo que algo salga mal. Correr 3 horas a 4:14 el kilómetro es una puta pasada. Yo creo que ya me puedo considerar que algo corro jajajaja.

Resúmen: 2h59’58” 42.73km 166ppm

http://connect.garmin.com/activity/642620815

El año que viene a por más! Ahora mismo no puedo ni andar :D.

Media maratón del Bajo Pas 2014

Por cuarto año consecutivo, tocaba ponerse el dorsal en la media maratón del Bajo Pas. Preciosa carrera que transcurre por mi lugar de paso por excelencia en bicicleta, la rivera del río pas. Saliendo de Oruña, frente al Oxford, recorremos la carretera con el río a nuestra derecha pasando por Barcenilla para llegar a Renedo, picando hacia arriba casi todo el rato, atravesamos la capital de piélagos 😉 y volvemos por zurita por el otro lado del río, con bastantes toboganes y una ligera pendiente general descendente, para dar con la temida rampa final que nos devuelve a casa setién y de ahí a la meta.

Si bien el recorrido es digamos complicado comparado con una media maratón llana, es la humedad y calor lo que suele convertirla en una prueba muy exigente, y este año quizás haya sido el más duro en ese sentido de las 28 ediciones que lleva disputándose.

Mi objetivo era claro. Tratar de subir al pódium en la categoría de residentes en piélagos. Las clasificaciones del año pasado marcaban el tercer lugar en una hora dieciocho minutos. Si bien no estaba tan bien como unas semanas antes, donde encontré un asombroso pico de forma, los entrenos y las ganas si hacían factible salir sobre 3:43 el kilómetro para ir a por esa marca. Eso es muy rápido ya para una media maratón. El miedo y el respeto a partes iguales invadían mis pensamientos, pero al final había que intentarlo.

Llego muy pronto el domingo a la salida. A las 08:00 de la mañana ya estaba por allí charlando con los organizadores, cuando la salida era a las 10:00. El día pintaba bueno. Pero el primer problema fue cuando me informé de los inscritos “ilustres” del municipio. Además de Hierro con el que ya contaba como fijo del pódium, teníamos este año a los crespo y algún otro gallo, por lo que el cajón estaba fuera de toda posibilidad. Uno puede hacerse la idea de hacer 1:18 pero 1:13 ya son marcas de atleta casi profesional, o de genética privilegiada y vida dedicada al atletismo. Así que olvidado el pódium, habría que intentar hacerlo lo mejor posible.

Comienzo a calentar sobre las 9:10 y a las 9:30 ya mascamos la tragedia. Lo que en principio parecía un buen día para correr se torna en un calor y una humedad insoportables, y eso que aún faltaban 30 minutos para la salida. Te vas encontrando con muchos conocidos y vas sacando esos miedos, y finalmente tras estar hablando un buen rato con Adrián, me comenta que el saldrá sobre 3:45/3:50 hasta la mitad y luego lo que se pueda. Dadas las condiciones climatológicas lo veo muy acertado y decidimos ir juntos.

10609666_607490572701342_1668867633894900476_n 10672308_607490529368013_7101831184686598784_n 28 Media Maratón Bajo Pas 185

Nos colocamos bastante delante en la salida, pistoletazo y a correr. Primeros dos kilómetros a 3:47, todo según el plan, y sensaciones normales. Destacar lo alucinante e incosciente que es la gente. En estos dos primeros kilómetros, fuimos con unas cuantas personas que llevaban una cara y una respiración totalmente agónicas. ¿Como coño pretenden correr una media maratón así me pregunto yo? No se que busca la gente poniéndose un ritmo de 5km en una media maratón. Quizás algún día se lo pregunte a alguno :D.

28 Media Maratón Bajo Pas 307

Volviendo a la carrera, pasamos los siguientes 3 kilómetros en 3:45, 3:47 y 3:47. Toca el primer avituallamiento y ahí ya me doy cuenta que hoy va a ser duro, muy duro. Llevamos delante a unos 20 metros una grupeta grande donde va la primera mujer, y vamos compartiendo carrera con dos veteranos de los de solera, Pedro del Sapporo (a la postre tercero en mayores de 50)  y Zalo del Guaramako (finalmente vencedor de mayores de 60). Impresionante y sonrojante a la vez sentirte en plenitud de tus facultades físicas e ir a rueda sufriendo de un hombre de 60 y pico años…

Los siguientes 5 kilómetros hasta renedo son duros en contínua subida, que te va minando las fuerzas. El ritmo se resiente un poco. 3:55, 3:47, 3:50, 3:50 y 3:53. Llegamos por tanto al kilómetro 10 con un tiempo de 38’17”, lejos del ritmo que puedo llevar pero para las condiciones muy duro. El año pasado peor de forma pasé por el 10 sobre 20” o así más lento pero con una sensación de ir cómodo, muy cómodo. Este año iba fundido ya. El calor se hacía insoportable con la humedad e íbamos sudando como pocas veces recuerdo. En ese momento le comento a mi compañero de aventura que me iba a costar mucho.

1610783_686243691452045_8373061299137525053_nDesde los primeros metros de la salida no nos adelanta nadie, y somos nosotros los que vamos recogiendo corredores, que normalmente aguantan un poco en el grupo de 4 y terminan descolgándose. Atravesamos Renedo y con un perfil mucho más favorable ya paso los siguientes 3 kilómetros en 3:47, 3:43 y 3:47 de nuevo aunque me juega una mala pasada el pulsómetro ya que de la cantidad terrible de sudor se me vuelve loco como cuando sales del agua en un triatlón y me empieza a marcar por encima de 185 de pulso cuando hasta entonces lo llevo oscilando entre 170 y 175… Trato de escuchar mi cuerpo que me dice que no hay nada diferente pero me entra un poco de paranoia y voy aflojando un poco el ritmo por miedo a que me pase algo en la patata… Así que los compañeros se me escapan unos metros llegando a la larga recta de Zurita. Finalmente consigo convencer a mi cabeza de que todo está normal y que es el pulsómetro el que se ha vuelto loco, y aprieto para recuperar los metros perdidos con mis compañeros. Pasamos el kilómetro 14 en 3:50 y me tomo el gel que llevaba guardado. Durante el siguiente kilómetros voy asimilando lo ingerido y pasamos por el 15 en 3:46 y ahora toca ya la parte decisiva de la carrera. Voy muy jodido ya. Estoy dándolo todo y no me estoy guardando nada. Pedro, el veterano de +50 del Sapporo empieza a dar síntomas de flaqueza y comienza a hacer la goma, y alcanzamos a un chaval que va sufriendo de lo lindo. Llegamos al 16 en 3:52 y con nosotros va el presidente de la federación de atletismo en bicicleta animándonos. Es entonces cuando el chaval, cuya respiración es agónica y sufre como un perro, empieza a quedarse y oigo esas palabras de Manuel que se me quedan grabadas… Chaval, vas a sufrir igual solo que en grupo así que aprieta el culo y venga con el grupo. El chaval en lugar de mandarle a la mierda que sería lo más normal, o empujarle al río por bocazas :D, le hace caso y se nos pone a rueda.

Bajo Pas - 0253

Sólo quedamos ya tres y el zombie. Adrián, Zalo, el mencionado no muerto y servidor. A mi de repente me sube el gel y viendo que el ritmo iba bajando un poco decido ponerme a tirar del grupo. Lo de tirar es un decir porque mis fuerzas son más bien escasas. Son esos momentos graciosos que solo ocurren en pruebas de fondo que te vienes arriba de sorpresa y sabes que hay que aprovechar porque igual que te vienes arriba en dos minutos te derrumbas. Así que a lo valiente tiro todo lo que puedo. 3:50 y 3:46 los dos siguientes kilómetros, y toca enfilar el 20 donde está la temida cuesta para terminarlo. 300 metros de agonía cuando llevas ya dos decenas en las piernas. Adrián se pone primero, yo a duras penas consigo mantener su ritmo, y detrás mio un poco más atrás el chaval y Zalo. Coronamos y me tiro como un animal hacia abajo. Justo al coronar pita el reloj el paso por el km 20 en 4:04 y veo ritmos cercanos a los 3′ el km en los 300 metros de bajada pronunciada. Adrián va viento en popa a unos 30 metros de mí, y por detrás saco una ventaja similar a mis dos rivales. Toca subir la cuesta del puente medieval, y voy explosionado. No me queda nada. Imposible tratar de pillar a Adrián que va mirando hacia atrás controlando la ventaja. Descartado el de delante mío, toca centrarme en el viejo y el niño… Joder, si no me gana un viejo me va a ganar un niño… niño zombie además! Pero no puedo. Me resigno a que me vayan recuperando terreno.

10639563_1629583990601267_7918122773777193719_n 10424257_1629584013934598_7625554961696527274_n

No puedo más. Paso por delante del oxford y se ve ya la curva que da a la recta de meta. Apenas me separan 10 metros de mis rivales. El reloj pita el paso por el kilómetro 21 en 3:41 y voy con el piloto automático. Giramos en la curva y a unos 250 metros está la meta. Voy con la cabeza de medio lado acelerando. Zalo parece que se queda un poco pero el chaval me aprieta. Cada vez que se acerca acelero. El sigue apretando y yo sigo acelerando. Cuanto más me aprietes más voy a apretarte yo. Saco fuerzas de a saber donde pero no me va a ganar. Total que paso por meta justo delante dando un buen espectáculo al público. 3:12 el kilómetro en esos últimos 250 metros. Llego deshecho. Roto. Deshidratado. Nunca he terminado tan vacío una carrera. El chaval se derrumba nada más cruzar la meta y es atendido por los médicos. El viejo entra triunfante.

28 Media Maratón Bajo Pas 696 28 Media Maratón Bajo Pas 698

Y así termina la historia del triatleta, el viejo y el niño. Marco un tiempo de 1h20’55” a 3:49 el kilómetro, con un pulso medio de 174ppm. Eso merece el puesto 42 de la general, 12 de veteranos A y 7º de piélagos. Lejos de la marca que quería hacer, pero para el día que era y las condiciones muy contento puesto que he quedado por delante de mucha gente de 1:18 el año pasado. Incluso de 1:17. Al tercero de piélagos que hizo 1:18 el año anterior le he metido más de 2 minutos. Así que tengo que estar contento. Al final no hubo ni pódium ni ambulancia pero cuando uno termina vacío tiene que salir con una sonrisa en la boca.

http://corriendovoy.com/atletismo/109563/medio-maraton-bajo-pas-2014

El año que viene a la quinta, habrá que mejorarlo ;).

Resumen: 1h20’54” 21.24km 174ppm

http://connect.garmin.com/activity/584711254